La violencia de género en los medios de comunicación

Durante las últimas semanas, el aumento de víctimas por violencia de género ha sido bastante alarmante. Todos los medios de comunicación se han hecho eco de ello y, también, algunas de las personas que más relevancia política tienen sobre este tema, como Miguel Lorente Acosta.

Sin embargo, no dejo de encontrarme los mismos errores en las informaciones una y otra vez. En la gran parte de los casos, se ha repetido que “no existían denuncias previas a la agresión”, sin que aparezca un experto o experta en violencia de género explicando por qué las víctimas no denuncian.

Tampoco se les ha ocurrido decir qué debe hacer una víctima de violencia de género y cuáles son los recursos públicos (psicológicos, jurídicos, económicos, laborales, etc.) a los que pueden acudir. Es cierto que Miguel Lorente Acosta sí dio algunas claves muy importantes y unos consejos prácticos para las víctimas, pero ¿hacen falta tantas muertes seguidas para que, por fin, alguien aparezca diciendo estas cosas?

Hace poco, leí un artículo en El País (gracias, Adolfo) de Anna Flotats en el que se hablaba de dos análisis realizados por la Universidad de Alicante. Basándose en estos estudios, Carmen Vives, investigadora principal, afirmaba que “La presencia de la violencia de género en prensa y televisión tiene efectos positivos en los maltratadores”.  Creo que es cierto pero, como ella también decía en el artículo, todo depende de cómo se trate este tema. De hecho, creo que tal y como se está abordando ahora mismo quizás se está consiguiendo todo lo contrario y, más, si observamos la cantidad de asesinatos consecutivos que se han producido en el último mes.

Por ello, para tratar temas tan importantes como éste es necesario conocer con más profundidad el tema: qué es la violencia de género, por qué se produce y qué factores intervienen. Del mismo modo, es necesario que las y los periodistas sepan distinguir qué información es relevante y cuál no lo es en absoluto a la hora de dar la información.

Me he cansado de escuchar en todas partes que “se desconocen las causas de la muerte”.  Sinceramente, muchas veces no sé si quieren decir que “aún no le han realizado la autopsia” o si “no sabemos por qué su marido la mató”. Tras escuchar este “se desconocen las causas”, vemos cómo aparecen los vecinos y vecinas afirmando que “eran una pareja normal” (a pesar de las veces que se ha repetido que esto es lo último que se debe hacer),  lo que me hace pensar que se refieren a que no se sabe por qué el hombre asesinó a la mujer.

Y, ¿por qué la mató? Pues, si de verdad se trata de un caso de violencia de género, las razones son las mismas siempre, así que las causas no deberían desconocerse. Simplemente, el agresor la mató porque quería dejar clara su superioridad y su identidad como “hombre”. No importa cuáles fueron los pequeños detalles, ni qué desencadenara la discusión porque, como explica Miguel Lorente Acosta,

“aunque ante una agresión, nos empeñemos en buscar las causas, éstas no tienen justificación, pues lo único que se busca es aleccionar a una mujer, sin importar cómo o qué haga ella” (2001, p. 65-66). 

También es bastante habitual que aparezca la dirección donde vivía la víctima (incluso el portal y el timbre) sin respetar su derecho a la intimidad y a la propia imagen. Es curioso que la violencia de género siga siendo para mucha gente un problema personal y privado, pero que cuando sucedan hechos así, lo único privado sea qué pasa con el agresor.

Como bien recomendaba Montserrat Moreno en el artículo ya mencionado de Anna Flotats, es necesario informar de qué procesos judiciales y qué penas de cárcel tienen los agresores de violencia de género, ya que muchas veces sólo conocemos qué le ha pasado a la víctima, pero no al agresor. Esta es la única forma de que los agresores sepan que van a ser castigados y que la sociedad los rechaza y, de este modo, prevenir la violencia de género desde los medios de comunicación.


Recursos útiles
:   

Anuncios

6 comentarios on “La violencia de género en los medios de comunicación”

  1. adolfo dice:

    Hola, Inma!

    Realmente el tratamiento que los medios de comunicación otorgan a la violencia machista ha mejorado mucho en los últimos años aunque es cierto que todavía queda mucho por hacer, especialmente en algunos programas/medios. Los y las periodistas en ocasiones no disponen de las herramientas ni de la formación necesaria para abordar estos hechos desde el compromiso de modo que las empresas y los colegios o demás organizaciones de periodistas deben garantizar el poner a su disposición los recursos necesarios para contribuir de un modo más eficaz en la lucha contra este terror.

    Por otro lado, la falta de conciencia con este tema y otros muchos relativos a la igualdad de género es manifiesta en muchas ocasiones y, eso sí, parece un problema más de principios deontológicos que de rutinas productivas. En este sentido, sólo tenemos que ver el titular de portada de hoy del diario La Razón: “La Ley de Igualdad provoca un escándalo sexual en Alcalá Meco”
    (http://www.larazon.es/uploads/portada/fichero/10000/P001MAD_PRI24042010001_1.pdf).
    También en esta línea resulta interesante el reportaje que hoy podemos leer en Púbico sobre el linchamiento que con frecuencia sufre la ministra de Igualdad desde la derecha mediática (http://www.publico.es/espana/307415/pim/pam/pum/aido).

    Un beso.
    Adolfo

  2. inmamsanchez dice:

    Adolfo,

    Muchas gracias por volver a escribir por aquí y, además, dejar esas aportaciones tan buenas. Tienes toda la razón en que l@s periodistas muchas veces no tienen la formación ni los recursos necesarios para poder tratar estos temas como se debería. También es cierto que la precariedad laboral que hay en el periodismo, donde la mayoría de veces importa más la rapidez en que se da la noticia que la calidad de la misma, hace que muchos temas no se aborden como se debería. Hay muchos factores que hacen que no se pueda hacer un periodismo de calidad y que, lamentablemente, tienen que ver más con la estructura de las empresas mediáticas que con l@s periodistas (no me voy a poner a hablar de becas y prácticas que creo que eso es digno de otra entrada).

    Por otra parte, no había visto la portada de La Razón y me he quedado sin palabras. Hacer culpable a la Ley de Igualdad (y por ende, a “las feministas”) de un caso como este me parece increíble. Lo mejor de todo es que los trabajadores implicados en el caso que, en mi humilde opinión, deberían ser el sujeto de la frase y quienes “provocan” este escándalo, estén completamente ausentes. No, es que para La Razón, la culpa es de Aído por mezclar a las reclusas con hombres. Pobrecitos, ¡no se han podido contener! Seguramente sus mujeres no les atienden lo suficiente…

    Por cierto, respecto al artículo sobre el linchamiento de Aído y todas las cosas que se llegan a inventar, la verdad es que no me sorprende nada. Desde que fue nombrada Ministra de Igualdad, lleva sufriendo esto. Fue culpable de todo antes de que fuera capaz de demostrar su valía para el cargo. No sé si era por ser mujer, por ser mujer y joven o por ser mujer, joven y encima la titular de un ministerio nuevo llamado “igualdad”, una palabra a la que aún mucha gente tiene miedo.

    En fin, y aunque parezca mentira, sí que vamos progresando… y mucho.

    ¡Un abrazote!

  3. Marta dice:

    Inma querida
    Por casualidad, ayer tuvimos un taller sobre género y medios de comunicación. Hemos analizado el enfoque dado por la TVE, la Antena 3 y la Tele5 y fue impresionante.
    – Algunos titulares decían algo como: “la violencia de género ha cobrado nuevas víctimas”, como si la violencia de género fuera algo abstracto y no el asesinato de una mujer cometido por un hombre.
    – Decían la nacionalidad de la víctima, pero si echamos un vistazo en los casos de mujeres asesinadas en 2009, veremos que más o menos un 30% eran extranjeras. Entonces si hay que decir la nacionalidad, entonces pongamos que el 70% eran españolas (ya estoy harta del mito de que este tipo de violencia ocurre más entre extranjer@s).
    – En general, las noticias ofrecen muchos detalles de la vida de la víctima y no cuentan nada sobre la vida del agresor. Como has dicho, no respetan el derecho a la privacidad de la mujer y no cuentan nada sobre el asesino. Es que no entiendo qué pasa…
    Tu artículo está genial, un beso y un abrazo muy fuerte

  4. inmamsanchez dice:

    Marta,

    Muchísimas gracias por escribir aquí y compartir estos datos. Seguro que el taller fue muy interesante! Creo que ahora mismo hay mucho material digno de un análisis profundo…

    Tienes toda la razón en cuanto al hecho de que siempre digan la nacionalidad de la víctima, ya que, de este modo, lo único que se alimenta es la creencia de que eso siempre les pasa a “los otros”. Con ello, se sigue reforzando esa frontera entre inmigrantes y españoles, estigmatizando aún más a otras culturas, a lo diferente (¡cuánto miedo a la diferencia hay!). Pero además, también generaliza la idea de que es un problema ajeno y de personas no integradas en la sociedad… Cuando se trata de un problema que no tiene que ver con un nivel económico bajo (sí, se da por hecho que las personas inmigrantes tienen un nivel socioeconómico inferior), ni con una procedencia geográfica.

    Al final, las diferencias (del tipo que sean) siempre acaban estando conectadas cuando se trata de discriminación.

    Un abrazo y ¡gracias por tus palabras! 🙂

  5. Alberto dice:

    Genial el artículo.

    Respecto a la portada de La Razon….me cuesta creerlo….cómo expresarlo….cómo se llamaba esto….ah si: vergüenza…
    Pero bueno, lo peor no es la portada, lo peor es que de verdad haya gente que piense así…

  6. inmamsanchez dice:

    Por cierto, qué curioso que en la portada de La Razón, al lado del caso de Alcalá Meco, saliera la foto de Rogelio Blanco… un hombre perdiendo los pantalones. ¿Casualidad?

    ¡Muchas gracias por escribir! Un besazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s