Anécdotas nocturnas y androcentrismos varios

Ayer, un chico, en un intento de hacerme una especie de cumplido ante su sorpresa por poder mantener conmigo una conversación (que supongo que para él tendría algo de “masculina” y por eso le resultaba extraña), me dijo: “¡tú molas mucho! ¡Tendrías que tener polla para ser perfecta!”.

Me quedé sin palabras y con una cara que debió de hablar por sí sola. Un sábado por la noche no es momento de ponerse trascendental –entre otras cosas, siempre que lo hago, acabo resultando bastante pesada, lo sé-, así que simplemente pensé: “Joder, ser hombre está tan valorado que hay gente cree que si las mujeres tuviéramos pene seríamos perfectas”. ¿En qué momento ha creído alguien que queremos ser como ellos? ¿Cómo pueden los hombres sentirse tan atraídos por cuerpos de mujeres sin valorarlos nada?

A partir de ahí, empecé a observar la noche de otra forma. Si te fijas en estas pequeñas grandes cosas, te das cuenta de que cada movimiento, cada comentario, pada pequeño detalle gira alrededor de los hombres. Cuando empiezas a observarlas y a ser consciente de ellas, no puedes dejar de verlas por todas partes. Es difícil poderse relajar y es algo que agota mentalmente. Sé que a veces las personas que tenemos estas “manías” resultamos un poco… cansinas e, incluso, pueda parecer que no tenemos sentido del humor (no es así, ¡es que nos reímos de otras cosas!), pero no podemos evitarlo.

Así que ayer, a partir de ese pequeño comentario tonto, empecé a pensar en que mucha gente cree que las feministas queremos ser como los hombres en todos los sentidos. Ser hombre (y masculino) está tan sobrevalorado que hay personas que piensan que la igualdad es ser como los hombres y hacer lo que ellos hacen y han querido para ellos. Es decir, formar parte de esas estructuras patriarcales que sólo se construyeron teniendo en cuenta sus propias necesidades o que nos gusten las cosas muy valoradas tradicionalmente por los hombres (y, por extensión, por toda la humanidad).

Sin embargo, ser feminista no tiene nada que ver con eso. Por ejemplo, es como si la igualdad fuera que a las mujeres les tiene que gustar el futbol. Ser feminista es tener derecho a que no te guste y derecho a que te guste el futbol y a jugar si te da la gana. Ser feminista es ponerte tacones porque simplemente te apetece. O no ponértelos nunca porque son incómodos.

En fin, creo que nos queda mucho trabajo para revalorizar todo aquello que se ha asociado tradicionalmente a las mujeres. También nuestros cuerpos. Esos tan atractivos con los que se comercia, se vende, se trafica y que son explotados. Pero no se valoran. Valen mucho, pero no se valoran nada.

Fotografía: Vanessa Beecroft

Anuncios

7 comentarios on “Anécdotas nocturnas y androcentrismos varios”

  1. Mar dice:

    Increíble…
    Cada día me doy cuenta de que queda muchísimo por hacer, incluso en sitios donde debería estar superado. Muy triste.

  2. inmamsanchez dice:

    Sí, a mí me pasa lo mismo… Esto fue “sólo” una especie de comentario tonto, una broma (aunque en gran parte creo que lo decía en serio)… No sé muy bien cómo explicarlo, pero el caso es que me pareció bastante significativo.

  3. ana dice:

    Cuántas veces no habremos oído de boca un amigo eso de: “estar contigo es como estar con un tío”…
    – Perdona querido, ni soy un tío, ni lo pretendo ser- pero, ¿ Por qué dices eso?

    Y realmente no sé qué me molesta más, si darme cuenta de que mi amigo, el “tontito”, y digo tontito queriendo decir… ingenuo (en sintonía con su comentario) necesita imaginarme con pene para verme como un-a igual (aunque seguro que con un pene más pequeño que el suyo…) o ser consciente de la imagen que se proyecta de nosotras en el imagino colectivo de los varones. Ardua carrera de obstáculos.

  4. inmamsanchez dice:

    Ana, ¡muchas gracias por pasar por aquí y escribir!

    Yo tampoco sé qué es peor de las dos cosas, pero es exactamente a lo que me refería. Se trata del típico comentario que parece que no tiene mucha importancia, pero que en el fondo es muy significativo. Muestra que aún hay una cultura masculina y una cultura femenina que no pueden mezclarse…

    Es como si “su mundo de tíos” fuera intocable y “nuestro mundo de tías” algo desconocido. Pero cuando a una mujer tiene un comportamiento o le gusta algo del mundo de los hombres, de repente, aparece una complicidad extraña (que sólo han tenido con sus colegas varones) y te valoraran más como mujer (porque “eres como un tío” para ellos y pueden ser naturales, tratarte de igual a igual), pero menos que a otro hombre (porque biológicamente no lo eres, claro).

    En fin, sí que nos queda mucho camino aún, pero en ello estamos!

    Un besote 😉

  5. Jordi dice:

    Ese chico no sabe que su miembro viril no es más que un clítoris hiperdesarrollado, y que su código genético, comparado al de una mujer, está incompleto. 🙂
    El esfuerzo de ponerse en la piel de las mujeres es algo que nunca se plantean muchos hombres. Por miedo a perder la “masculinidad”, esa gran mentira con la que se nos ha estado engañando durante siglos.
    Buen blog. Sigo leyéndote.
    Saludos cordiales,
    Jordi.

  6. inmamsanchez dice:

    Jordi, muchas gracias por tu comentario. Creo que tienes razón… Muchos hombres se sorprenden cuando les digo que el patriarcado también es malo para ellos, porque también están muy condicionados por la imposición de esa masculinidad de la que no pueden salirse. Por eso, creo que a veces les resulta muy difícil concebir el mundo desde fuera de ese rol que también han aprendido y asumido como bueno.

    Me encanta ver que muchos hombres veis las cosas desde otro punto de vista y participáis en esta lucha que es de todas y todos.

    Vuelve cuando quieras! Un abrazo.

    PD: Vivan los clítoris! 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s