Los efectos de la vacuna del papiloma

La vacuna contra el cáncer de cérvix se presentó como un gran avance médico, pero no se nos informó de los efectos secundarios que ésta podía tener. Según los datos de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma, la Agencia Española del Medicamento recibió 508 notificaciones por reacciones adversas a la vacuna durante el año 2009.

El pasado año, tuve la oportunidad de tener una clase de salud y género con Carme Valls, médica y presidenta del CAPS. Entre otras muchas cosas, fue la primera vez que escuché hablar de las contraindicaciones de la vacuna y, al igual que gran parte de mis compañeras, me quedé muy sorprendida. A pesar de que en otros países se había prohibido esta vacuna tras los graves efectos secundarios (y muertes), en España se estaba vendiendo como solución milagrosa para el cáncer del cuello de útero.

La medicina, muchas veces, me da miedo. La gran parte de la población (entre la que me incluyo) desconocemos qué medicamentos tomamos y qué efectos tienen en nuestro cuerpo. Confiamos en que todo lo que se nos da sea bueno. Sin embargo, no nos paramos a pensar en el miedo generalizado que se puede crear para vender fármacos (no hay más que ver lo que ha pasado con la gripe A), porque la medicina también puede ser un negocio. Las industrias farmacéuticas saben más que la mayor parte de la ciudadanía y pueden jugar con ventaja.

A los pocos meses de tener esta clase con Carme Valls, mi amiga Mar me contó qué le había pasado a su prima Raquel, una de las dos chicas de Valencia que sufrieron y sufren los efectos secundarios de esta vacuna. Después de buscar apoyos, recursos, hablar con muchos y muchas profesionales de la medicina, están consiguiendo que se les escuche y, lo más importante, que las jóvenes afectadas empiecen a mejorar. Aún así, está siendo un camino muy difícil.

Anuncios

2 comentarios on “Los efectos de la vacuna del papiloma”

  1. Mar dice:

    Hola Inma! Muchísimas gracias por esta entrada.
    Es cierto que, a pesar de que en otros países ya se habían producido casos tan graves como para prohibir la vacuna, aquí se vendió como la panacea.
    Las familias, obviamente confiadas en hacer bien a sus hijas y ante el gran avance médico que se le suponía, pusieron a las niñas la vacuna, que tan malos momentos nos ha hecho pasar.

    Gracias al esfuerzo de todos los familiares, que hemos (me incluyo porque estuve dos meses volcada en cuerpo y alma a esta labor) trabajando para conseguir que alguien nos escuchara y nos explicara que estaba pasando, intentando que la gente conociera la verdad y, sobretodo, buscando un tratamiento efectivo, hemos conseguido que la mayoría de las niñas afectadas puedan llevar una vida normal. Mi prima estuvo tres meses en el hospital, de los cuales dos los pasó en la UCI.

    Espero que por lo menos nuestro testimonio sirva para que otras familias no pasen por donde hemos pasado nosotros.

    Gracias de nuevo, de corazón.

  2. inmamsanchez dice:

    De nada, Mar!

    Es terrible que las instituciones no se hagan responsables y que los medios de comunicación no hubieran informado sobre la otra cara de todo esto.

    Espero que poco a poco, todo vaya mejor. Pero desde luego, estoy segura es de que vuestros testimonios y trabajo están sirviendo para mucho.

    ¡Un abrazo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s