Sin tetas no hay paraíso

Cansada de ver esta imagen a enormes dimensiones en la Avenida de Torrente, el otro día, me tropecé con un puesto  de folletos que llevaban esta misma publicidad. Así que me llevé uno a casa para poder escanearlo y denunciarlo al Observatorio de la Imagen de las Mujeres.

La verdad es que este anuncio necesita poca explicación… Lo cierto es que cumple su misión de llamar la atención y, teniendo en cuenta que anuncia un aumento de pecho, ¿qué se puede esperar? La cirugía estética es, quizás, la muestra más evidente de la importancia que tiene la imagen en nuestra sociedad, sobre todo, cuando es utilizada para conseguir los cánones de belleza que marcan la publicidad y los medios de comunicación.

En el caso concreto de este anuncio (como en tantísimos otros), se persiguen formas imposibles para las mujeres reales (delgadez y pechos enormes) que poco tienen de saludables.

Una vez más, podemos ver el cuerpo fragmentado de una mujer, de la que sólo se ve su tronco y, especialmente, unos grandes pechos. Pero, sin duda, lo mejor es la frase: “Dos buenas razones para venir”. Las dos razones, hacen referencia al precio y a la calidad de los médicos que trabajan en la clínica anunciante. Sin embargo, es evidente que las dos razones que primero se captan no son esas…

Si nos fijamos un poco, también hay un pequeño detalle interesante: el cinturón. No es que pase desapercibido, pero claro, la vista se dirige primero a otros lugares de la imagen. En fin, el caso es que si nos fijamos en la hebilla del cinturón, también podemos ver que aparece la silueta de una mujer muy delgada, con unos pechos enormes y con una postura que parece decirnos que está ahí, disponible para lo que haga falta.

En fin, publicidad poco sutil, facilona, simple, poco creativa y otras mil cosas más… pero desde luego que cumple  su función: no podemos resistirnos a mirarla y a fijarnos en ella.

 

Anuncios

2 comentarios on “Sin tetas no hay paraíso”

  1. Marina dice:

    Y si, así son de limitados y simples a la hora de cosificarnos.
    Y bien que les ha resultado. Nuestros cuerpos son arena de lucha donde librar algunas batallas.

  2. J. dice:

    Me parece fatal.
    Además, no sé si has visto “Golpe en la pequeña China”. Fíjate en el camión del protagonista:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s