Heteropatriarcado y otros conceptos que molestan

tweet_agarzon-heteropatriarcadoCuando vi este tuit de Alberto Garzón, lo compartí automáticamente. Me encantó. Me encanta que conceptos como “heteropatriarcado”, por fin, se difundan y lleguen a personas que nunca los habían escuchado. Me emociono al ver que hay políticos que conocen bien estos conceptos y que, por fin, ponen el nombre correcto a uno de los problemas más graves (a mi jucio, el más grave) que existe en el mundo.

Parece ser que hay muchos medios y periodistas que no conocen qué significa “heteropatriarcado”. O no lo quieren conocer. Aquí unos ejemplos de BarbiJaputa.

Evidentemente, prefieren decir que el atentado de Orlando se debe al terrorismo islámico que al terrorismo “heteropatriarcal”. Este término, utilizado por Garzón y por cuatro feminazis locas, no debe de ser del agrado de muchos periodistas que, acomodados en su sillón, miran por encima del hombro a todo ser que ponga en entredicho el sistema social de buenos y malos, donde ellos, solo ellos, son los buenos.

Quizás quieran ignorar que este mundo está dominado por hombres heterosexuales. Quizás quieran ignorar que vivimos un patriarcado en el que las mujeres solo podemos ser putas o madres/esposas, malas o buenas, pero siempre a su servicio. Quizás quieran pensar que los gays, lesbianas, trans, queer ya tienen todos sus derechos y viven mejor que bien. Quizás quieran ignorar que son agredidxs y discriminadxs en su vida cotidiana, en el trabajo, en los medios de comunicación porque, como las feministas, contradicen el sistema patriarcal heterosexual que domina el mundo. Y eso molesta.

Me temo que mucha gente que ha reaccionado al tuit de Garzón ni si quiera se ha parado a pensar que hablar de “heteropatriarcado” no excluye hablar de otros terrorismos, como pueda ser el terrorismo del ISIS -y como tampoco excluye a la religión católica-. Desgraciadamente, el heteropatriarcado está en todas partes: entre los terroristas del ISIS y, también, en este nuestro querido país en el que creemos que las mujeres y personas LGBTQ tienen los mismos derechos que los hombres heterosexuales y blancos. Aquí, además de leer noticias donde a las mujeres “nos mueren”, también tenemos que escuchar declaraciones que atentan a los derechos más básicos de todas las personas. Y si no, que le pregunten a Cañizares y a su imperio gay lleno de feminazis locas.

Me hace “gracia” también que muchos hombres blancos heterosexuales se sientan ofendidos al escuchar la palabra “heteropatriarcado” y digan cosas como “yo soy heterosexual y no tengo la culpa de nada”. Sí, la misma cantinela cada vez que hablamos de machismo y nos dicen, una y otra vez, “no todos los hombres”. Sinceramente, ante declaraciones de este tipo solo puedo decir que no hay más ciego que quien no quiere ver, ni más tonto que quien no quiere entender. A estas alturas, creo que cuando se habla de “racismo”, por fin, se entiende que son los blancos quienes han discriminado a otras razas que han creído inferiores. Esto no significa que como hombre blanco heterosexual tú seas racista, machista y homófobo. Significa que otras personas de tu mismo grupo social sí lo son. Si eso te molesta porque crees en la igualdad de derechos, tienes la obligación de posicionarte y de hacer algo para cambiar la realidad. Y si no haces nada, estás contribuyendo a perpetuar un sistema injusto.

No sé, a mí tuits como este me recuerdan al “quien se pica ajos come”…

heteroque

Seguramente a muchos les sea mucho más fácil hablar de “terrorismo islamista” porque el “terrorismo machista” y el “heteropatriarcado” no les molestan para nada. Es más, les viene bien para seguir acomodados en su poder. Por eso, es mejor no nombrarlo, es mejor ignorarlo y ridiculizar a aquellas personas que quieren cambiar el sistema. Porque una cosa es decir que matar a mujeres o gays está mal y, otra muy distinta, es hacer un reflexión prunfunda sobre por qué en este mundo se mata a mujeres por ser mujeres o a gays por ser gays.

Pero bueno, quedémonos en que son terroristas islámicos y sigamos fomentando el odio a todo lo que tenga algo que ver con los musulmanes, todo lo que huela a árabe o a países de los que no sabemos nada. Sigamos alimentando el odio sin más reflexión que han sido “los malos”. Sigamos sin pensar que esos “malos” también están aquí. Sigamos sin ir a las causas. Sigamos quedándonos en la superficie. Sigamos ridiculizando a quien habla de cosas que no conocemos.

 

 

 

 

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s